Secretaria Ejecutiva

7 de Agosto | Unámonos en oración, pueblo bautista | Día continental de oración

Día Continental de Oración a Celebrarse el 7 de Agosto, levantemos nuestra Oración por la
UNIÓN BAUTISTA LATINOAMERICANA (UBLA)

Nuestro anhelo es que todo el pueblo bautista del continente se una en oración por aquellos motivos que en nuestra región necesitan ser considerados en nuestro ministerio y no podemos desconocerlo. Las multitudes esperan respuestas, están hambrientas y somos nosotros quien debemos acercarles el pan de vida.
Solicitamos que en ese día se establezca una liturgia apropiada al espíritu de clamor, donde las alabanzas, las lecturas bíblicas, al igual que la reflexión acompañen este enfoque de mirar nuestra realidad, orar y actuar, desde los postulados de la fe cristiana.
Bautistas del continente, respondamos a nuestro tiempo, miremos la multitud, reconozcamos que la invitación del Señor es ineludible y atrevámonos a darles de comer, contamos con el auténtico pan de vida, Jesús quien dijo “Yo soy el pan de vida, el que a mi viene, nunca tendrá hambre, y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”

Soberano Dios de los Cielos, nuestro Padre, hoy te alabamos por el precioso don de la vida, la salvación y el perdón de nuestros pecados. Dios de Gracia y Misericordia eres tú, y es por tu benevolente mano que hoy podemos ir ante tu majestuoso Trono de Gracia y verdad, gozando de la libertad de acceso que nos da la preciosa sangre de tu Hijo Jesucristo vertida en nuestro favor.

Queremos ¡Oh Dios Nuestro! pedirte perdón.

Perdónanos por nuestra indiferencia ante las múltiples necesidades de nuestro continente.
Perdón por cegarnos tanto con nuestros proyectos personales y ministeriales que hemos olvidado la visión global que diste a tus apóstoles de ir hasta lo último de la tierra.
Perdón por cerrar nuestra mano al necesitado y al empobrecido por las sociedades tan injustas en las que vivimos, y preocuparnos más por las estructuras que por las personas.
Perdón por olvidarnos de la justicia y la igualdad para pensar solo en nuestros propios derechos olvidándonos del derecho de los demás.
Perdón por ser ciegos a la necesidad espiritual de nuestro continente y lentos en nuestra capacidad de obediencia a tu llamado y con ello impedir el avivamiento de tu obra entre nosotros.
Perdónanos por la falta de unidad y unanimidad que nos ha llevado a trabajar desunidos, debilitados y desintegrados impidiendo al mundo que por la unidad de nuestras congregaciones y convenciones conozcan que Jesucristo es tu Hijo y tu nuestro único Dios.
Perdónanos por vernos como “Iglesias”, separados y dispersos por nuestras propias vanidades y No vernos como tú nos miras, como “la Iglesia”, única ante tu presencia, sin divisiones, sin barreras y sin fronteras.
Perdónanos por haber dejado de ser trascendentes en nuestras sociedades para encerrarnos en los templos y olvidarnos de nuestros entornos que urgidos dan un grito desesperado de auxilio que no hemos podido interpretar.
Perdónanos ¡Oh Señor santo y sublime! Por ver como la inmoralidad sexual va creciendo en nuestro continente y nos hemos quedado cayados e indiferentes y hemos perdido la visión de ser la Voz Profética en nuestros países y continente
Perdónanos ¡Oh Padre! Perdónanos.

Queremos llegar ante tu presencia ¡Oh padre Santo! con nuestro Clamor.

Clamamos ¡Oh Dios nuestro! Por nuestro continente.
Clamamos por la desigualdad social imperante a lo largo de toda América latina.
Clamamos en contra de la pobreza y la miseria, pobreza en la que vive la gran mayoría de la gente de nuestro continente.
Clamamos en contra de la Idolatría, las adicciones, la violencia, el narcotráfico y la explotación.
Clamamos en contra de la degradación moral de nuestro continente, en contra de las leyes que permiten el matrimonio igualitario, el aborto y la explotación.
Clamamos en contra de la falta de oportunidades, el desempleo, el trabajo infantil que priva a los niños de vivir su infancia para asumir responsabilidades que son de sus padres.
Clamamos en contra de la Corrupción, las injusticias y el analfabetismo a que nuestros pueblos están sumidos y que les impide progresar.
Clamamos o Dios por sociedades más justas, donde cese la usura y el acaparamiento y exista una mejor distribución de la riqueza de nuestros países.
Clamamos ¡Oh padre Eterno! En contra de la inmoralidad sexual, que a semejanza de Sodoma y Gomorra se va apoderando de nuestro Continente.
Clamamos en contra del Mercantilismo Evangélico, en contra de aquellos que se han levantado como mercaderes de la fe y hoy engañan a millones de personas en nuestro continente alejándolos de la verdad del evangelio y dejándolos aun en condenación a causa de la religiosidad motivada por sus avaricias.
Clamamos en contra del individualismo y el aislamiento, que en la obra Bautista continental no existan los celos, la competencia o el afincamiento en “reinos” particulares. Elevamos a ti nuestro Clamor ¡Oh soberano Dios de los Ejércitos y padre de Misericordia!
Queremos suplicarte ¡Oh soberano Dios que reinas en Gloria!

Suplicamos por nuestro continente

Suplicamos ¡Oh Dios! Que nos des visión, una visión unificadora que nos lleve a cumplir tu propósito de que el evangelio llegue a cada rincón de nuestro continente y de la tierra.
Suplicamos por unidad y unanimidad entre los Bautistas del Continente, que nos preocupemos que ningún país del continente se quede sin extender el evangelio, que exista apoyo mutuo y que el que tiene más apoye al que es escaso de recursos para la extensión del evangelio en nuestro continente.
Suplicamos Señor que en medio de la pobreza que azota al continente los recursos de tu iglesia no falten, que siempre exista lo suficiente para cumplir tu voluntad y llamado.
Suplicamos Señor por obreros para sembrar el continente con tu Palabra, que sea levantado en medio de nosotros un ejército de evangelistas, pastores, misioneros y maestros que estén dispuestos a ir al campo misionero dentro de nuestro continente pero que también al lugar donde tú los envíes sean recibidos por las convenciones bautistas con gozo, con apoyo y buena hospitalidad.
Suplicamos tu misericordia por este continente que tanto necesita de ti, si Señor, suplicamos tu misericordia y Protección por este continente necesitado de ti.

Queremos acercarnos ¡Oh benevolente y misericordioso Dios! A tu trono de Gracia a pedirte por nuestro continente

Te pedimos por la paz en nuestro continente, por la reducción de la violencia, la reducción de los asesinatos, la reducción de los femicidios, los crímenes de odio, que nuestro continente encuentre la Paz en ti y en tu Hijo Jesucristo.
Te pedimos por valentía y denuedo para hablar el evangelio en toda circunstancia y tiempo, que los cristianos Bautistas aprovechemos cada oportunidad que tú nos des para hablar de cristo y Tu Amor.
Te pedimos por las naciones que están en gran calamidad a causa de la Escases, como Venezuela, que sean abiertas las ventanas de los cielos con bendición para este País y otros en similar condición.
Te pedimos que cese el narcotráfico, el narcomenudeo que está destruyendo nuestras sociedades y muy especialmente a nuestra juventud en América Latina, da valentía a nuestras congregaciones para qué adviertan a la juventud de no ser parte de ese flagelo que daña y deteriora las familias y la sociedad.
Te pedimos por las Familias de América Latina, que tu iglesia con presencia en cada país de América proclame valientemente el modelo Bíblico del Matrimonio, que en nuestros países donde aún no se publican leyes atentatorias contra el Matrimonio la iglesia se una para que tal abominación no se de en esos países, y en aquellos donde ya han cometido el error de promulgar tales leyes la iglesia unida se levante y que exija su derogación, como en Panamá
Te pedimos por la Unión Bautista Latinoamericana, sigue fortaleciendo los esfuerzos por unificar al pueblo Bautista de América en torno al llamado y al desafío que representa América latina para sembrar el Evangelio.
Te pedimos por el respeto a la vida y la no promulgación de leyes que favorezcan el aborto en América Latina, te pedimos que la iglesia bautista en el continente proclame valientemente que solo tú eres el dador de la vida y que solo tú eres el soberano que la puede quitar.
Te pedimos por los migrantes, que buscando oportunidad se ven forzados a dejar su tierra, sus familias en la búsqueda de mejores oportunidades, porque al lugar donde van sean gente de bien, que experimenten un encuentro personal con Jesucristo y que las condiciones en sus países de origen cambien para bien de tal manera que no se siga fomentando la desintegración de las familias por medio de la migración forzosa a causa de la pobreza el desempleo y la corrupción.
Te pedimos por la salud de nuestros pueblos en América, por que existan medicinas en los Hospitales, que con misericordia y amor la iglesia predique el evangelio al necesitado de salud o que se recupera haciéndole ver que su mayor necesidad es ser aliviado de la pena y condenación del pecado por su fe en Jesucristo.
Te pedimos por mayor conciencia para proteger el ambiente que tu creaste para nuestro bienestar y provisión, que cada creyente en el continente tome conciencia del daño que los hombres hemos hecho a tu creación y da sabiduría para poder revertir el proceso de destrucción del ambiente que nosotros mismos hemos iniciado.
Queremos Con un corazón rebosante de alegría darte gracias ¡Oh benevolente y misericordioso Dios!

Te damos gracias por el país y el continente en que nacimos. Reconociendo ¡Oh soberano Dios! Que nos has puesto para bendición de nuestros países y de este continente.

Te damos Gracias por la Unión Bautista Latinoamericana (UBLA), como un instrumento de apoyo a las iglesias de nuestro continente para unificar y llamar a la conquista de cada rincón de America con el mensaje del Evangelio.
Te damos Gracias por Nuestro Continente, un Continente con tanta necesidad de Ti, pero a la vez un continente de esperanza, rico en diversidad cultural que tú puedes usar para alcanzar al resto del mundo.
Te damos Gracias por la riqueza del lenguaje en que vivimos y que nos permites comunicarnos, no siendo un impedimento para que nos uses en nuestra propia región para impactarla con tu mensaje sin la barrera del idioma.
Te damos Gracias por la traducción de la Biblia al español, al portugués y a cada lengua y dialecto en nuestro continente y que ha permitido conocer tu amor y el mensaje que nos ha salvado y transformado.
Te damos Gracias por los pastores y misioneros que han aceptado tu llamado a las misiones en nuestro continente y que dejando su tierra y familia hoy están dispersos en el continente y han contribuido a extender el evangelio en esta región del Planeta.
Te damos Gracias por la Gozosa esperanza a la que nos has llamado por medio del evangelio, y a la espera de tu Hijo Jesucristo, nuestro redentor y salvador, tu pueblo, tus hijos aquí en este continente decimos.
Amén.

 

diacontinental

Confeba
Confeba
Las Iglesias Evangélicas Bautistas, que desde el año mil novecientos ocho actúan en la organización denominada “Convención Evangélica Bautista Argentina” en el deseo de continuar sus actividades ampliándolas y consolidándolas, constituyen desde la fecha entre ellas esta Asociación fijando su domicilio legal en la ciudad de Buenos Aires, sin perjuicio de las dependencias que se podrán establecer en cualquier punto de la República y en el Extranjero.