Juegos Olímpicos Buenos Aires 2018 | Iniciativa Evangelística Por el Oro

El 31 de Julio en las instalaciones de ACIERA, se desarrolló la convocatoria por la iniciativa evangélica en ocasión de los juegos olímpicos de la juventud, Buenos Aires 2018, del 6 al 18 de Octubre. Será la tercera edición, un evento multideportivo internacional realizado cada cuatro años por el Comité Olímpico Internacional.​
La iniciativa se ha denominado “Por el Oro”, su visión es mostrar que con Jesús se puede marcar una diferencia durante los Juegos Olímpicos de la Juventud. Será una celebración deportiva en Argentina, vienen 3998 atletas, 206 paises, 4 parques, 1250 medallas, Más de 1200 actividades culturales y educativas. Y nosotros como Pueblo Evangélico estaremos presente fuera y dentro de los eventos con acciones evangelísticas, interrupciones urbanas, distribución de literatura, distribución de agua, stand, remeras, iglesias abiertas, grupos misioneros
Convocan: Convención Evangélica Bautista - Ejército de Salvación - Iglesia Saddleback - Iglesia Fuente de Vida - United Community Church - Escuela Ministerio Juvenil IBRLP - Sociedad Bíblica Argentina - Coalición Argentina Deportiva – ACIERA
Vivi no solo una celebración multideportiva sino además viví la oportunidad de predicar de Jesús durante esos días únicos. En el sitio www.poreloro.org próximamente novedades con la oportunidad de sumarte como voluntario. Mientras tanto te dejamos el mail info@poreloro.org para mayor información.
Ademas te invitamos a obtener el El Pase Olímpico de la Juventud presentado por Samsung es la pulsera electrónica que te va a permitir disfrutar y ser parte de Buenos Aires 2018. Ingresa a este link https://ticketing.buenosaires2018.com/
Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. Por eso yo corro cada paso con propósito. No sólo doy golpes al aire.  Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado. 1 Corintios 9.25–27 (NTV)
A %d blogueros les gusta esto: