Las escrituras son muy ricas en textos que, con diferentes énfasis, se refieren a Dios Creador y a su Creación. A continuación va una selección de algunos de ellos tomados del Antiguo Testamento que pueden ayudar la  reflexión personal:

  • Deuteronomio 10:14 ”…a Jehova, tu Dios, pertenecen los cielos visibles e invisibles, la tierra y cuanto hay en ella”.
  • Job 12:7-10: “…Pregunta a las bestias y a las aves del cielo para que te instruyan, los reptiles de la tierra te enseñarán y los peces del mar te lo darán a conocer. ¿Quién no sabe entre las criaturas que todo esto lo hizo la mano de Dios?. Él que tiene en sus manos el soplo de todo viviente y el espíritu de todo ser humano.
  • Salmo 8:2-10. ¡Oh Señor, nuestro Dios, que glorioso es tu Nombre por la tierra! Al ver tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que fijaste, ¿Quién es el hombre, que te acuerdas de él, el hijo de Adan, para que de él cuides

Apenas inferior a un dios lo hiciste, coronándolo de gloria y grandeza; le entregaste las obras de tus manos, bajo sus pies has puesto cuanto existe.

Ovejas y bueyes todos juntos como también las fieras salvajes, aves del cielo y peces del mar que andan por las sendas de los mares.

¡Oh, Señor, nuestro Dios, que glorioso tu Nombre por la tierra!

  • Salmo 65 7:14. Tu que fijas los montes con tu fuerza y que de un gran poder vas revestido.

Tu calmas el bramido de los mares, el fragor de sus olas y el clamor de los pueblos.

Tus prodigios asustan a la gente que vive al fin del mundo, tu haces que se oigan gritos de alegría donde aparece el sol y donde se entra.

Tu visitas la tierra y le das agua y le entregas riquezas abundantes. Los arroyos de Dios están repletos, preparas a los hombres su alimiento.

Tu preparas la tierra de esta forma: vas regando sus surcos, rompiendo su terrones; con las lluvias la ablandas y bendices su siembra.

Termina felizmente tu buen año. Las ruedas de tu carro van chorreando abundancia; el suelo del desierto está mojado, los cerros se revisten de verdor. Sus praderas se llenan de rebaños y los valles se cubren de trigales; todos cantan y saltan de alegría.

  • Salmo 104: 10-12. ….Haces brotar vertiente en los cerros que corren por el valle; allí bajan las bestias de los campos para calmar su sed; cerca habitan las aves voladoras que, entre el ramaje, lanzan sus gorjeos.
  • Salmos 148. Alaben al Señor desde los cielos –alaben al Señor en las alturas…que lo alaben ustedes, sol y luna, que lo alaben estrellas luminosas, que lo alaben los cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos…Que alaben al Señor desde la tierra, los grandes animales, que nadan en el mar, y todos sus abismos; las montañas y todas las colinas, los árboles frutales y los cedros, las fieras y además los animales que le sirven al hombre, los reptiles, los pájaros que vuelan, los reyes de la tierra y todas las naciones, los príncipes y todos los que mandan en la faz de la tierra, los jóvenes y también las muchachas, los ancianos al lado de los niños.

Que el nombre del Señor todos alaben, porque sólo su Nombre merece toda gloria, su majestad se eleva por encima de la tierra y del cielo.


Accion Comunitaria

Accion Comunitaria

Ofreciendo recursos y herramientas a las iglesias y organismos de bien público para el desarrollo de servicios sociales acordes a las necesidades locales fundamentados en valores.

A %d blogueros les gusta esto: