Una cuestión de privilegio

En La Palabra de Dios encontramos cantidad de textos que  hablan del amor de Dios para con la vida de las personas, uno central está en el Evangelio de Juan 3:16 “De tal manera amó Dios al mundo que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea, no se pierda más tenga vida eterna”
El amor de Dios es abarcativo y alcanza todas las áreas de la vida.
El Apóstol Pablo enfatiza “Dios ama al dador alegre”
Dios nos ama cuando ve un corazón dispuesto a dar.
Dios nos ama cuando se adora, entregando el corazón con alegría.
Dios nos ama cuando respondemos a las expectativas que Jesus señaló con énfasis:  “Más bienaventurado es dar que recibir “
Cuando damos, con certeza bendecimos a otro, bendecimos al reino de Dios, se suplen cantidad de necesidades , se abren oportunidades de crecimiento y expansión de la iglesia.
Ofrendar es un privilegio que tenemos los hijos de Dios,

¡Gracias Señor!

[su_youtube_advanced url=”https://youtu.be/vFJLpOFn90I” autoplay=”yes” rel=”no”]

informes: administracion@confeba.org.ar

 

A %d blogueros les gusta esto: